Poliquistosis renal en gatos persas

La poliquistosis renal es una enfermedad que les da a los gatos persas. Conoce su tratamiento, sus causas, síntomas y concejos. conoce más de este articulo

La poliquistosis renal es una enfermedad que les da a los gatos persas y en gatos de razas emparentadas con el persa. Consiste en la presencia de varios quistes en los riñones que van creciendo de tamaño y hacen que con el tiempo haya menos cantidad de tejido renal funcional. Estos quistes están llenos de líquido y se pueden aparecer en otros órganos como el hígado.

Esto puede manifestarse aproximadamente en un 40% de los gatos persas. 

Gato persa con poliquistosis

¿Porque se produce la poliquistosis renal?

Es una enfermedad hereditaria dominante. Esto quiere decir que cada gato que padezca poliquistosis renal tendrá al menos uno de los padres positivo y se lo trasmitirá al menos al 50% de su descendencia, aunque sea cruzado con un gato negativo.

¿A qué edad se desarrolla esta enfermedad?

Los quistes renales se pueden presentar en el momento del nacimiento y con la edad van aumentando en números y tamaños con el paso del tiempo. Los síntomas pueden aparecer alrededor de los 7 a 10 años.

¿Cómo se diagnostica la poliquistosis renal?

Los quistes renales pueden variar de tamaño desde 1 mm hasta 2 mm, podemos verlos con ecografías con un 91% de eficacia, por lo que en los persas recomendamos hacer una ecografía de control cuando cumplen su primer año para poder identificar la presencia de los quistes o descartar con total seguridad.  

Gato persa con poliquistosis renal

También es recomendable realizarle una prueba de ADN en cualquier momento de la vida del gato, mandando una muestra de sangre o de saliva al laboratorio.

Una vez este diagnosticado la poliquistosis renal deben realizarle revisiones completas cada 6-12 meses para poder controlar la enfermedad y ponerlo en tratamiento oportuno cuando sea necesario.

el veterinario podrá proponer un seguimiento medical que permitirá anticipar la aparición de insuficiencia renal, de adaptar la alimentación, de mejorar su bien estar y de prolongar su esperanza de vida.

¿Qué síntomas tiene mi gato con poliquistosis renal?

Los síntomas suelen ser muy sutiles e inespecíficos, pero se van haciendo evidentes a medida que los quistes crecen. Lo frecuente que puedes saber si tu amigo esta en estas condiciones son: perdida de pelo, inapetencia, apatía, poliuria (hacen mucho popis) y la polidipsia (beben mucha agua). Además, pueden presentar el pelo más sucio, vomito, halitosis (mal aliento), anemia e hipertensión…   

¿Tiene algún tratamiento?

La enfermedad renal por el momento no puede curarse, ella avanza lenta y progresivamente, pero si existe tratamiento para controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida del gatito.

Enfermedad frecuente de la poliquistosis renal

El gato persa desarrolla esta enfermedad dominante y la trasmite al 50% de su descendencia. La poliquistosis renal afecta a numerosas razas y también a los gatos cruzados o gatos semejantes a los persas (gatos persas de pelo largo). Esta enfermedad es bastante frecuente en otras razas.

Gato con poliquistosis

Concejos para criadores

El propietario del gato debe saber que con el paso de los años de los gatitos podrán sufrir una enfermedad renal crónica, por lo que a partir de una determinada edad tendrá que ser sometido a frecuentes controles veterinarios, así como debe de estar sometido a dietas y a medicamentos que limiten en lo posible el desarrollo rápido de la enfermedad una vez que esta se ha detectado.

Dada su naturaleza genética de la enfermedad es relativamente fácil detectarla y eliminar de la cría los ejemplares afectados. Lo más importante es proceder a su esterilización, utilizando sólo los ejemplares que se sepa que son negativos y saber que nunca trasmitirán la enfermedad.

En el caso del criador deberá esperar a que toda la camada cumpla 12 meses y hacerle ecografías para verificar si también tienen la enfermedad.

Aquellos gatitos que vayan hacer utilizados para crías deberán ser controlados inmediatamente con ecografías e nuevo a los dos años de edad por seguridad. 

Quizás te interesen otras categorías: 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies